por Acero de Barco

ACERO DE BARCO, TRAVESÍA 2012

Hola a Todos:
Relato travesía 2012 “Acero de Barco”


Aquí tenéis la historia de un día increíble.
Hola, soy ACERO DE BARCO, sí, uno de tantos valientes que aun siendo minusválidos han querido disfrutar de la fantástica travesía a nado Tabarca-Santa Pola. Para ser sincero no soy tan valiente y he tenido ciertas dudas sobre si podía disfrutar la prueba o no, por eso mismo quiero contar mi experiencia para que otros minusválidos en mi circunstancia se atrevan a dar el paso a delante y puedan disfrutar de un día inolvidable como mi familia y yo lo hicimos.
Tengo una enfermedad degenerativa que afecta a las cuatro extremidades, no puedo andar prácticamente nada, puesto que los tobillos se doblan con gran facilidad, con lo que voy en silla de ruedas casi siempre, las manos también están bastante afectadas y no puedo manipular las cosas bien. Esta enfermedad es bastante dolorosa y los músculos que siguen “vivos” se contractura con facilidad y duelen mucho, no tiene cura pero mi medicina mágica es la NATACIÓN, gracias ha ella consigo relajar un poco los músculos y con ello puedo dormir mejor, además estoy más relajado todo el día y de mejor humor. Lo bueno de la natación es que aunque tengas una minusvalía casi todos podemos nadar, de una forma o de otra.
Desde hace muchos años cuando voy a la playa y veo la isla de Tabarca siempre me apetece ir nadando, se ve tan cerca a veces¡¡
Todos mis amigos me decían: chico pues apúntate a la travesía, si siempre estás en el mar, si se apuntan minusválidos también….
Pero yo no me atrevía, como iba a ir a Tabarca con la silla de ruedas? si todo el mundo decía que Tabarca estaba llena de piedras, y como iba a montar en el barco?? y así pasaban los años.
Hasta que este año, porque cumplía 30 años, porque estaba en un momento de forma bueno (para nadar claro) y sobre todo porque me apoyo muchísimo la familia (algunos en especial) me decidí a apuntadme (que contento estoy de mi decisión).

??Hasta el día de la prueba estaba un poco asustado, he de dar las gracias a un miembro de la organización del Club Natación Alone porque se portó muy bien contestando mis email y tranquilizándome, siempre me decía lo mismo: Tu no te preocupes de nada, tu solo entrena que te vamos a ayudar en todo (cuanta razón tenía). Si algún minusválido se anima a hacerla le doy el mismo consejo. No te preocupes por nada¡¡

El día de la travesía estaba muy nervioso, le decía a mi mujer: me da más miedo llegar a la salida que a la meta (en el agua no tenemos barreras), cuando recogí el dorsal enseguida apareció un miembro del club para guiarme y le digo a los organizadores que me subieran a la tabarquera, primer objetivo cumplido.
Luego en Tabarca cuando me ayudaron a bajar fui para la salida, el suelo es plano, con alguna piedrecita pero se puede ir con la silla, aun así un compañero me ofreció empujarme hasta la salida (se lo agradezco mucho), luego cuando iba a meterme al agua se ofrecieron otros compañeros y descalzos clavándose las piedras en los pies me cogieron en peso hasta la orilla. Esto para mi fue muy importante y me impresionó bastante, esos compañeros, al igual que los que después de nadar seis kilómetros no dudan en ayudarme a salir del agua (junto con los de la organización) Que bonito es el deporte, que grandes personas¡¡ MUCHAS GRACIAS.
Esto es muy importante saberlo para que cuando hagáis la prueba estéis tranquilos porque no solo están a nuestro servicio los voluntarios (que hay que estarles sumamente agradecidos) sino que los compañeros si necesitas cualquier cosa seguro
que te ayudaran.
Una vez en el agua solo quedaba disfrutar, sentirte libre y moverte sin barreras, el mar (según los veteranos) estaba en contra nuestra pero lo disfrute como un niño. Fueron dos horitas inolvidables el fondo de Posidonia, los peces, la imagen de la costa desde lejos, cada boya que marcaba los kilómetros era un subidón, y luego cuando vas viendo cada vez mas grande la carpa de la organización, ves tu objetivo cada vez más cerca, son sensaciones que no os podéis perder¡¡

Cuando llegué a la meta (en brazos de compañeros y organización) era emocionante, por fin había cumplido mi sueño, el speaker que estaba comentando la travesía en ese momento, le dio mas emoción si cabe haciendo que la gente prácticamente me ovacionara, se lo agradezco muchísimo (no por mi sino por la familia), estaban eufóricos, mis sobrinas me hicieron pancartas, mi ahijada me miro con una cara de admiración que tengo grabada en el corazón, toda la familia dice que es uno de los días mas emocionantes de su vida. NO OS PODÉIS PERDER ESTA FIESTA POR MIEDO A NO PODER LLEGAR A LA SALIDA, si estáis en forma para llegar a la meta, APUNTAOS¡¡ Yo he perdido muchos años de disfrutar esta maravillosa travesía, no pienso perder ni uno mas¡¡ como dicen los miembros del Club Natación Alone no os preocupéis por nada, solo entrenar¡¡¡

Espero ayudar a decidirse a algún minusválido porque me haría muy feliz saber que he hecho feliz a otro. GRACIAS A TODOS LOS QUE HACÉIS POSIBLE ESTA FIESTA LLAMADA TRAVESÍA A NADO TABARCA-SANTA POLA.